50 películas para despertar nuestra conciencia política

gran-dictadorPor: Daniel Abreu

Hace algunos meses compartimos un listado de 25 películas que consideramos poseen la cualidad de iluminar el recurrente oscuro mundo de habitaciones cerradas de la política. El resultado fue una enriquecedora conversación con muchos lectores que nos ha hecho replantearnos la ausencia de obras clave, y nos ha permitido descubrir algunos tesoros escondidos.

Presentamos esta propuesta ampliada como un diálogo abierto y con el explícito ánimo de continuar expandiendo el listado hasta cubrir las verdaderas indispensables. Un mea culpa para reiniciar el debate: echamos de menos más películas asiáticas! Continúa leyendo 50 películas para despertar nuestra conciencia política

Venezuela Orwelliana. Por @Laureanomar

Mirada-de-ChávezPor Laureano Márquez.

Si no fuera porque uno tiene la tranquilidad de la falta de seriedad atávica que nos rige, los signos de los últimos tiempos serían alarmantes. Marx (no Groucho sino Carlos), decía que la historia se repite dos veces, la primera como tragedia y la segunda como farsa. La nuestra, como farsa es sumamente trágica por las consecuencias que algún día habremos de pagar por tamaño desastre.

Es que la Venezuela de hoy parece una parodia de 1984, la famosa novela de George Orwell, de quien proviene el término orwelliano, usado para etiquetar a las sociedades de pretensiones totalitarias. En 1984 encontramos, entre los 4 ministerios, uno llamado Ministerio de la verdad -cualquier similitud con el noticiero de la verdad del que hemos escuchado hace poco, no es pura coincidencia- que nos remite a ese deseo que tienen ciertos gobiernos de reconstruir el pasado, el presente y el futuro a la medida de sus pretensiones de hegemonía política.

Continúa leyendo Venezuela Orwelliana. Por @Laureanomar

La soledad de las mayorías. Por @Leonardo_Padron

esperarPor Leonardo Padrón. Publicado en ProDavinci.

Esperar es el verbo más usado por los pobres del mundo. La Sra. Silvia trabaja en una casa de familia en Chulavista. Para llegar a tiempo se despierta antes que el sol. Vive en el Sector Valle Alto, de Petare. Debe bajar de una montaña infecta de gente para trepar otra que cada día queda más lejos. Su excursión para llegar todos los días al trabajo es agotadora. Primero toma una camioneta hasta el barrio Mesuca, muy cerca del Metro de Palo Verde. Allí debe esperar que pasen dos o tres trenes, pues la estación está atestada de gente. A esa hora la ciudad es una procesión informe, un montón de prisa y perfume. Cuando logra montarse, viaja subterráneamente hasta Sabana Grande y ahí camina varias cuadras, esquivando gente, hasta la parada de Ciudad Banesco. Entonces, vuelta a esperar una camionetica que la trepe a lo que la nomenclatura llama colina. Ella, que viene de un cerro. Luego se enrumba por un largo paraje sin aceras hasta llegar finalmente a su sitio de trabajo. El regreso es más tortuoso. La población parece que aumentara durante el día. Por eso, no basta con desandar el camino. En la frontera de la noche, la Sra. Silvia debe hacer una cola de hora, hora y media, para conquistar la camionetica que la regrese a su hogar. Es demasiada gente y un mismo propósito. Cuando llueve, la penuria recrudece. Las camionetas escasean. O cuando hay alguna protesta y el cierre del paso. O cuando ocurre una falla en el Metro. Entonces, le toca caminar más de 20 cuadras. La multitud asciende al delta de barrios que conforman Petare a través de unas escaleras interminables, que arrastran media hora más de sus vidas. “¿Y no le asusta que la puedan asaltar a esa hora?”, le pregunto. “El susto siempre está. Y los malandros también. ¿Pero cómo hago?”, responde. Continúa leyendo La soledad de las mayorías. Por @Leonardo_Padron

La oposición venezolana: rupturas, continuidades y retos futuros

oposicionesPor Xavier Rodríguez Franco. Artículo publicado en La Vanguardia Dossier. Octubre 2013.

La historia política contemporánea venezolana difícilmente pueda entenderse a cabalidad sin examinar a ese cambiante segmento de la ciudadanía que se identifica como “oposición”. Un sector que trasciende –más por el peso de las circunstancias que por cálculo propio- su rótulo partidista y se extiende a zonas del tejido social del más variado origen y con la más diversa capacidad de agregación de intereses.

Una etiqueta que con los años se ha convertido en el modus vivendi de un creciente número de ciudadanos que sobrellevan la hostilidad de una retórica excluyente dirigida desde el poder. Algo más que una categoría de identificación colectiva, que encarna un conjunto de actores sociales y políticos, tradicionales y emergentes y del más variado signo ideológico que con los años se han conocido oponiéndose. En buena medida el oponerse a la revolución bolivariana, en especial a la figura de Hugo Chávez, ha sido el principal elemento que les amalgama en términos de objetivos, pero no así en términos de estrategias. Y es que precisamente ha sido su heterogeneidad, además de su principal capital moral y político, ha sido también el principal escollo de organicidad.

De aquí que conocer cuál ha sido su amplio patrón de actuación por casi 15 años, ha sido y es, una importante variable explicativa de la continuidad del chavismo, incluso después de Chávez. Continúa leyendo La oposición venezolana: rupturas, continuidades y retos futuros

Partidos de oposición y compromiso democrático en América Latina: el caso de Venezuela hoy

cnePor Daniela Vairo. Publicado en “Con Distintos Acentos”.

La democracia competitiva moderna involucra la existencia de oposición partidaria (Dahl 1966, 1971). Sin embargo, la revisión de la literatura muestra que el centro de atención académica suele estar en el análisis de los vencedores mientras los perdedores (los partidos de oposición) son generalmente olvidados. Ahora bien, ¿y si los perdedores no aceptan la derrota y deciden bloquear las acciones del gobierno, boicotearlo o en un caso extremo, atentar contra el régimen? Más en general, siguiendo a Linz (1987), los actores políticos pueden adoptar posturas de compromiso con el régimen democrático o pueden comportarse en forma semileal o desleal. Continúa leyendo Partidos de oposición y compromiso democrático en América Latina: el caso de Venezuela hoy

¿Por qué siguen viajando las personas y no los datos? Por @diepando

caminoPor Diego Pando. Publicado en NovaGob.

Las administraciones públicas de América Latina presentan una heterogénea, amplia y variada oferta de servicios electrónicos, tanto en sus instancias nacionales como subnacionales. El gobierno electrónico se ha construido fundamentalmente a partir de la iniciativa individual de distintos organismos públicos, con ritmos de crecimiento y desarrollo desiguales, que posicionan a los países de la región en términos generales en un rango intermedio en esta materia a nivel internacional.

Así, el panorama varía desde aquellos organismos que mantienen casi intacta la cultura del papel y del expediente, pasando por otros que hacen un uso poco intensivo de las tecnologías de información (TI) hasta llegar a otros que intentan hacer de estas herramientas una utilización estratégica para modernizar sus procesos de gestión. Mientras que los primeros se limitan a un sitio web a modo de “vidriera” y no mucho más, los segundos adoptan una mirada unidireccional, estática, con poco valor agregado y con intentos que no van más allá de avanzar hacia la despapelización de la gestión; por su parte, los terceros han logrado interesantes avances en la producción e intercambio de datos para la toma de decisiones, la disminución de cargas administrativas para los ciudadanos y la reducción de los tiempos para procesar y entregar servicios. Continúa leyendo ¿Por qué siguen viajando las personas y no los datos? Por @diepando