Cautiverio

cautiverioDéjame esconderme en tus ojos…y no le digas a nadie que me has visto. Solo serán unos segundos secretos en el silencio carmesí de tus labios cerrados.

Shhh…baja la voz y dibuja en mi memoria las huellas de tus pies caminando al borde del mar. Esos pasos confiados que se hacen con los ojos cerrados.

Mantenme cautivo en el calor de tu mirar; también allí en el tintineo del sol reflejado en tu piel. Allí ni siquiera su omnipresencia sospechará que intento timar al tiempo: robarle estos segundos para escribir en tu aliento un recuerdo disfrazado de futuro.

Será la única visa que solo se renovará al mirarnos, incluso cuando cerremos los ojos…

Mírame ahora, que sólo tú puedes verme aquí en este enamorado cautiverio…escribiendo palabras sin distancias y engalanando de luz el verbo “mirar”.

Xavier Rodríguez Franco.

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s