A 10 años de “Cidade de Deus”

La película y su fama

Autor: Sam Cowie/Mirra Banchón | Editor: Enrique López (Deutsche Welle) Este mural está dedicado al décimo aniversario de “Ciudad de Dios”, la película de Fernando Meirelles: la historia de un aspirante a fotógrafo que crece luchando contra la violencia de la favela. Cidade de Deus, en realidad, está a 30,5 kilómetros del centro en la zona oeste de Río de Janeiro, en donde tendrán lugar los Juegos Olímpicos de 2016.

Tres secciones

Las primeras cuadras de casas fueron construidas por el gobierno como parte de un programa para limpiar de favelas el centro de Río de Janeiro y relocalizar a la gente en los suburbios. Hoy, Cidade de Deus alberga a unas 60.000 personas. La comunidad está dividida en tres secciones: Apartamentos, Quadras y Caraté. Esta imagen es de una típica calle de Quadras.

Menos narcotráfico

Como muchas comunidades de las favelas de Río de Janeiro, Cidade de Deus sufrió mucho bajo los efectos del boom de la cocaína en la década de los 1980. Decenios estuvo bajo el control del Comando Vermelho, la mayor banda narcotraficante; esta comunidad llegó a ser una de las más violentas. En 2008 la situación cambió con la presencia de la UPP, la policía de pacificación.

Comienzo polvoriento

Maria Justo de Jesus ha vivido en la comunidad desde su comienzo y tiene un pequeño taller en donde enseña corte y confección. “Cuando me cambié, no había calles asfaltadas. Salíamos a trabajar llevando un paño y una botella de agua para poder lavarnos el polvo y secarnos los pies al salir de la comunidad”.

Todo tipo de negocios

Cidade de Deus cuenta ahora con unos 1000 negocios, la mayoría de ellos informales. En esta imagen la Avenida Cidade de Deus, una vibrante calle de dos kilómetros de bares, restaurantes, mecánicos y otros negocios independientes.

Muchas esperanzas


En la Avenida Cidade de Deus, Renata a sus 21 años trabaja en la tienda de comida rápida de su familia. Todos son de Sao Paulo. A dos semanas de abrir su negocio se cambiaron a Cidade de Deus, pues que la policía estuviera en la comunidad los incentivó a mudarse. Muchos inversionistas de fuera han ido llegando en los últimos años.

La moneda local atrae inversión

En el 2011, una caja comunitaria abrió sus puertas en sociedad con uno de los mayores bancos del Brasil, Caixa. Introdujeron una moneda local, el CDD. El banco ofrece préstamos a cero interés de hasta 100 reales, unos cuarenta euros, para aquellos que lo pidan en CDD. Loretta Smith trabaja en ese banco y muestra, orgullosa, un billete de cinco CDD que corresponden a cinco reales.

Escasas oportunidades

A pesar de las mejoras de la última década incluida la disminución de la violencia, quedan grandes retos en Cidade de Deus, el barrio donde viven los más pobres y marginales de Río. No existe un colegio secundario y las posibilidades de formación profesional y de trabajo son escasas, sobre todo para los más jóvenes. Aquí, dos adolescentes pasan la tarde jugando videojuegos.

Estrellas nacientes

Jose de Silva Nacimento (izq) es el entrenador de fútbol del Charlote Igor, el equipo comunal que recibe fondos del Flamengo, uno de los equipos más populares de Río. “Con este proyecto intentamos alejar a los muchachos de las malas influencias, el crimen y el narcotráfico”, cuenta de Silva.

Enlace original aquí.

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s