¿Qué esperar de la Asamblea Nacional después del 7-O?

Por Xavier Rodríguez Franco. Publicado en el Parlamentoscopio. El presente artículo, es  un resumen derivado de un Informe Especial recientemente publicado por Entorno Parlamentario[1] y que nos da algunas luces sobre el papel que tendrá la Asamblea Nacional (AN) para el nuevo período presidencial 2013-2019. Se trata de un estudio cualitativo de élites parlamentarias, a partir del cual pudimos ahondar además en las razones de la actual limitada autonomía funcional del Parlamento nacional.

Ciertamente, el Parlamento venezolano cierra su primer período de actividades del 2012, con un inocultable déficit legislativo[2]. Sin embargo, el rasgo más preocupante del desempeño parlamentario en términos institucionales, radica en sus precarios niveles de autonomía funcional, situación especialmente visible en el ritmo de trabajo de sus comisiones y demás dependencias. Funcionarios, diputados, periodistas y hasta ciudadanos que han visitado el edificio José M. Vargas por estos días, han podido constatar como el clima de expectativa sobre las elecciones presidenciales del próximo 07 de octubre, han supuesto una suerte de “suspensión” de la agenda de trabajo de las comisiones y demás dependencias de esta importante institución pública.

Ante esta penosa realidad, decidimos consultar a los diputados sobre los días posteriores a ese 07 de octubre, evento para el que tantos diputados están dedicados casi exclusivamente, en función de la movilización regional de sus respectivos comandos de campaña.

En un primer momento fue la ley habilitante[3], en un segundo momento el folclore electoral y a lo largo de toda la legislatura, hemos conocido cómo los rigores fiscales que supone el irrefrenable ritmo inflacionario, apenas le da tiempo a la AN de hacer otra cosa distinta que aprobar compulsivamente “créditos adicionales”, que ni llega a fiscalizar. En todos estos momentos la AN, progresivamente ha ido erosionando su autonomía política y con ello asumiendo un rol cada vez menos protagónico en la necesaria interlocución social, en la agregación de demandas colectivas y en la deliberación proactiva que espera el país.

De los testimonios recogidos a diputados de oposición y gobierno (en proporción paritaria), durante un mes de entrevistas, nos conseguimos -entre otras cosas- con una deliberada aceptación de que el manejo del fuero parlamentario sigue “órdenes de arriba”. Situación enmarcada en una contienda electoral especialmente competida y en una honda precariedad de debate, que tiene como reflejo muy pobres resultados de consenso que presentarle al país.

Rol de la AN para el nuevo período presidencial.

La construcción ideal del futuro inmediato del Parlamento que tienen los diputados, si bien son descripciones antagonistas, pugnaces y existencialmente opuestas; ambos grupos reconocen que el Poder Legislativo jugará un papel central en el esquema de gobernabilidad del próximo período presidencial, así como también en la contención -por cauces institucionales- de la confrontación política, que lamentablemente no pareciera alejarse de nuestro futuro próximo.

A partir de la evaluación de los patrones de actuación de la actual legislatura, preliminarmente podríamos decir que resulta muy probable que los controles parlamentarios sean empleados con mayor vigor, solamente en el escenario de un eventual cambio político el próximo 07-O. En este contexto, pudiéramos ver cómo la mayoría oficialista, podría movilizarse desde el Poder Legislativo para obstruir la implementación de políticas públicas, de un eventual gobierno de signo político distinto al de estos últimos catorce años.

Por su parte, un cambio político requerirá de los diputados de la oposición la creación de dispositivos de acción parlamentaria que permitan una mayor cohesión, disciplina y proactividad, más fuerte de lo que han mostrado a la fecha. Realidad reconocida por diputados de oposición quienes no ocultaron sus preocupaciones al respecto. Situación especialmente apremiante por lo que implica su condición de minoría y ante la posibilidad de que en el futuro inmediato, un número importante de diputados puedan resultar electos a otros cargos de elección popular.

Ahora bien, en el caso de que el candidato a la reelección resulte victorioso, el testimonio de los diputados oficialista es mucho más visible y beligerante. En buena medida, la mayoría de ellos aseguran que de contar con una victoria, seguirá su actuación de “colaboración” con la construcción del “marco normativo que profundice el camino al socialismo”.

Cabe destacar que de concretarse este escenario, la representación parlamentaria de la oposición, si bien en minoría es bastante limitada su capacidad de contención al gobierno, tendrá que afianzar su postura de contrapeso, ya que la AN es el único espacio de oposición política de alcance nacional que les quedaría. Por lo que la actuación parlamentaria, será de gran importancia para mantener la coalición reunida en la MUD.

Ante una eventual victoria de Henrique Capriles, el testimonio de  algunos diputados opositores, dejan ver la posibilidad de diálogo político. Situación contrastante con los diputados del partido de gobierno, que no contemplan siquiera posibilidad de que su abanderado pueda perder.

Agenda legislativa para el último trimestre del 2012 y comienzos del 2013.

Otro de los aspectos que abordó el Informe Especial, estuvo referido a ese conjunto de instrumentos normativos que pudieran ser aprobados en el último trimestre del año y sobre el cual pocos detalles han trascendido. Cuando a los diputados fueron consultados sobre las leyes, las menciones iban directamente al trabajo de las comisiones, sin embargo en esas menciones destaca la incertidumbre sobre detalles propios del proceso legislativo: informes técnicos, borradores, fechas, consultas a expertos, consultas públicas, etcétera.

Ciertamente, tantas sombras tienen su origen en la concentración y tensión que hay con la coyuntura electoral, la cual deja huellas en la apreciación sobre el futuro inmediato. Aún así, los diputados opositores y oficialistas alcanzaron a listar las siguientes leyes que podrían aprobarse antes que finalice el 2012:

○     Código Orgánico Penitenciario

○     Código de Ética del Juez Venezolano

○     Ley Antimonopolio, Anti-oligopolio y Competencia Justa

○     Ley Especial para Prevenir y Sancionar la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos y Degradantes

○     Ley Desarme

○     Ley del Sistema de Salud

En cuanto a la posibilidad de un cambio de gobierno, los diputados opositores plantearon leyes que si bien están fuera de la planificación legislativa de la AN, estiman como convenientes para crear las condiciones necesarias para una “transición política pacífica”. Estas leyes son:

○     “Ley de misiones para todos”

○     “Ley de transición”

○     Derogación de la “ley de partidos políticos”

○     Ley de Cestatickets para jubilados y pensionados

○     Reforma del Reglamento de Interior y Debates de la Asamblea Nacional (RIDAN)

Otros de los aspectos de interés analítico abordado por el Informe Especial, fueron las posibles postulaciones para la Junta Directiva de la Asamblea Nacional 2013 y algunos posibles cambios en la composición de las directivas de las Comisiones Parlamentarias. De igual manera, se consultó sobre el manejo se le darán a los próximos procesos de investigación parlamentaria, así como también de qué manera pudiera afectar la correlación de fuerzas parlamentarias las recientes deserciones de diputados.

¿Constituyente para el 2013?

Finalmente, consideramos interesante profundizar sobre la posibilidad de que para el año 2013 sea convocada una Asamblea Nacional Constituyente, asunto sobre el que habíamos registrado versiones extraoficiales por lo que decidimos consultarlo con los diputados. Escenario que preliminarmente estaría planteado ante la posibilidad de que el Presidente Chávez sea reelecto para seis años más en el poder.

Sobre el particular, cabe destacar que el artículo 348 de la Constitución establece que “La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de la dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el registro civil y electoral.”[4]

Por los momentos resulta un escenario en lo numérico de la correlación de representaciones parlamentarias, bastante difícil de convocar. Sin embargo, en la apreciación de los diputados oficialistas, es un escenario ciertamente poco probable, más no descartado que sea convocado por iniciativa presidencial en el futuro.

El Parlamento en el juego electoral del 2012.

El Poder Legislativo venezolano, desde finales del año 2011 ya mostraba evidencias de ser un actor especialmente influyente en la dinámica electoral que vivimos actualmente los venezolanos. Todo Parlamento es caja de resonancia de la agitación pública que produce todo proceso electoral, sin embargo esta coyuntura no debería controlar totalmente su vida institucional tal como sucede en la Venezuela de hoy. Bien sea con la línea temática de sus discusiones, o bien sea con su permisiva capacidad de maniobra sobre la agenda legislativa, el Parlamento nacional ha sido un catalizador oficioso de la intensidad de la contienda electoral nacional, regional y local.

Contingencia que ha dado al traste con su responsabilidad pública y ha atentado considerablemente contra su autonomía, oportunidad y funcionalidad política para la deliberación proactiva que el país requiere. Circunstancia precedida de una habilitación presidencial de 18 meses, que desbordó los márgenes temáticos y los niveles de limitación de competencias que debe primar en todo Estado democrático de derecho.

De los testimonios compilados, preocupa el desconocimiento sobre la agenda de trabajo en el futuro próximo, así como los niveles de dependencia de la actividad parlamentaria al ritmo de la campaña presidencial, así como también de las campañas personales de un número aún indeterminado[5] de diputados-candidatos.

Otro de los aspectos salientes, es el escaso margen que tiene el diálogo parlamentario ante las posibilidades electorales posteriores al 7 de octubre. Los escenarios descritos por legisladores opositores y oficialistas son antagonistas, lo cual sugiere una probable escalada del clima de hostilidad de la vida deliberante de nuestro país.

Cabe señalar que estas circunstancias serán las que condicionará el nuevo período presidencial, sea cual sea el candidato favorecido por el voto popular, especialmente en lo referente al esquema de gobernabilidad que le tocará gestionar.

La actual convocatoria electoral es en una nueva ocasión para dialogar pacíficamente con el poder y de demostrar nuestro compromiso con la institucionalidad democrática. Es este el rol de ejemplaridad que esperamos los venezolanos de nuestra Asamblea Nacional, para el presente y para el futuro.


NOTAS

[1] Informe Especial “Escenarios Parlamentarios posteriores al 7-0”. Documento disponible en el siguiente enlace: http://entornoparlamentario.files.wordpress.com/2012/09/escenarios-legislativos-post-7o.pdf

[2] Sólo 7 de 46 leyes previstas en un calendario legislativo, que a la fecha no se ha publicado tal como lo contempla el artículo 68 del Reglamento de Interior y Debates de la Asamblea Nacional (RIDAN).

[3] Vigente desde diciembre de 2010 hasta junio de 2012 y que le sirvió al Presidente  para duplicar la producción legislativa de la Asamblea Nacional para ese mismo período con 56 decretos leyes. Para consultarlos pueden dirigirse al siguiente enlace: http://entornoparlamentario.com/2011/08/01/leyes-aprobadas-en-el-marco-de-la-ley-habilitante/

[5] Indeterminado principalmente por la supresión de elecciones primarias en el partido oficial (PSUV) y la total incertidumbre sobre quiénes serán nombrados como candidatos en las elecciones regionales y municipales venideras.

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Un comentario sobre “¿Qué esperar de la Asamblea Nacional después del 7-O?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s