Cómo identificar a aquellos, que de fútbol solo hablan cada 4 años

Por Xavier Rodríguez Franco.

Pocos acontecimientos paralizan con mayor expectación a las sociedades a nivel global, que los mundiales de fútbol. Uno de los rasgos más particulares de esta práctica, es su expansiva propensión a la crítica, el “yocreismo” y la opinología compulsiva antes, durante y después de cada partido, de cada competición.  Con la proliferación de los medios de comunicación y su creciente penetración sociocultural esta institución extra deportiva va adquiriendo un espacio preponderante en la cotidianidad ciudadana, objetivo que busca principalmente la prensa deportiva y la mercadotecnia contemporánea que ha construido una nueva cultura de consumo balompédica , lo cual -nos guste o no- forma parte del folclore que todos esperamos.

En Venezuela en los últimos años se ha celebrado, se ha sufrido, se ha analizado, se ha apostado, se ha mercadeado y se ha desbordado el fervor futbolístico, no tan solo producto del crecimiento progresivo de nuestras selecciones nacionales sino también de nuestros clubes tanto en el torneo local como en sus representaciones en el extranjero. Sin embargo, en el caso de los mundiales y las Eurocopas, la afición se ha volcado a las calles a celebrar con bandera extranjeras con más frenesí que durante la Copa América del 2007 en Venezuela por plantear un ejemplo reciente. Hasta hace muy poco creía que este comportamiento era una mera curiosidad, hasta que recientemente conocí documentalmente que la victoria de Italia en el 2006, se celebró con mayor cantidad de gente vitoreando en las calles en Las Mercedes (Caracas) que en Milano, Turín o Palermo. De igual manera la Eurocopa que obtuviera la selección española se celebró en Altamira con mayor locura y derroche que en Valencia, Sevilla o Coruña. Está claro que hay una palpitante colonia europea en nuestro país, pero la mayoría de la masa humana de estos festejos son venezolanos, que celebran como propio un triunfo -simpatías aparte- esencialmente extranjero.

Ciertamente, esto forma parte de la fiesta mundial: está de moda ser de tal o cual equipo, o irle a alguno de los dos sean cuales sean los rivales. Pero no deja de llamar la atención, ver hasta banderitas de Nigeria y Australia en las colas caraqueñas. De manera similar uno consigue, con cierto aire de ingenuidad, testimonios comunes de mucha gente que ciertamente habla con pasión de fútbol cada cuatro años.  Aquí listamos algunas de esas frases “lugar común” que he escuchado durante los mundiales en Venezuela no tan solo en la calle, sino en la radio y televisión por nuestra siempre primeriza prensa deportiva (sobretodo Venevision, los peores de todos los tiempos).

  • “Cómo van a dar a Colombia o a Holanda por favorita? si nunca han ganado un mundial”
  • “Tanta inauguración para que el primer partido sea un empate… nooojo”
  • “Cuidado con los equipos africanos, ellos entrenan con cocos”
  • “No le voy a Brasil porque ellos ya han ganado mucho”
  • “No le voy a Argentina porque no me gusta Maradona”
  • “Por qué no hizo gol, si estaba papita…??”
  • “Si el partido terminó cero a cero debió ser un fastidio”
  • “Esos chinitos (refiriéndose a Japón) ganaron porque corren burda”
  • “Paraguay no tiene nada, solo defensa y un buen portero”
  • “Y por qué el portero no la agarra con la mano cuando se la pasan?”
  • “Los árbitros en los mundiales siempre están comprados”
  • “Le voy a Italia porque allí juegan los más lindos”
  • “Los EEUU son buenos en béisbol y en basket, pero en fútbol también?”
  • “Este mundial -para mí de pana- está arreglao…”
  • “Esa camisa, con esas estrellas en el escudo ganan seguro”
  • “No le voy a Portugal porque Cristiano Ronaldo es muy echón”
  • “No le voy a España porque son muy engreídos, como el del abasto…
  • “Deberían ganar los que no dependen de un error arbitral”

Estas frases además de delatoras de la falta de criterio futbolístico, nos hablan de una construcción muy caricaturesca del mundo a través de lo que estos espectáculos planetarios nos van dejando con los años y que aunque nos conduzcan a colosales imprecisiones, nos evidencia aún cuánto nos queda por seguir creciendo en este fascinante mundo y cuan difícil es el análisis preciso, objetivo y justo del fútbol.

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

3 comentarios sobre “Cómo identificar a aquellos, que de fútbol solo hablan cada 4 años”

  1. jajajajajajajajajajajajajajajaj !!! Esta muy bueno….Agrego algunas que escuche en este mundial:

    1) “¿Como Serbia le va a ganar a Alemania, si en ese equipo no juega nadie conocido?”
    (Y….¿Vidic, Zigic, Kolarov, Stankoviv, Jovanovic, Krasic…que son?)
    2) “¿Como vas a decir que Alemania es una seleccion joven que le puede pegar la inexperiencia? Si tienen tres mundiales!”.
    (Es que Ozil, Muller, Boateng, Khedira y compañia son hiper veteranos…)
    3) “Camerun le va a pasar por encima a esos chinitos (Japon)”.
    4) “Australia no tiene equipo, no han hecho nada en mundiales”.
    (En el mundial pasado llegaron a octavos y salieron muy polemicamente contra Italia 1 a o).
    5) “¿Que hace Beckham encorbatado? ¿No va a jugar?”.
    6) “Maradona era bueno porque se drogaba”.
    (A pesar de que se drogaba…A pesar….)

    En particular, lo que mas me llama la atencion de Venezuela como pais sin cultura futbolistica, es el tema de los narradores y la recepcion de la gente a sus comentarios. El clasico es preferir a Lazaro Candal porque era un “vacilon” que le daba “animos” al juego. Pero tambien esta el hecho de que la gente cree que los narradores DEBEN ser “imparciales” y “objetivos”.

    Eso no se ve sino en Venezuela, que a la seleccion le meten gol y los narradores se ven obligados a gritarlo “imparcialmente”. Ni en la RAI, ni en TVE ni en RTP gritan cuando les meten gol a sus selecciones. Alli saben que no deben ser imparciales, pero si aspirar a la objetividad. Es distinto….Aca la gente se molesta cuando ve a un argentino o chileno narrando con pasion un juego de su seleccion, y cree que es falta de profesionalismo.

    Esperemos por el crecimiento general de nuestra cultura futbolistica, en concomitancia con el nivel de las selecciones y clubes….

    Me gusta

    1. Así es, la añoranza del tándem Lázaro – Nanú, el tema de la celebración desmedida y el asunto de la “imparcialidad” de la narración, me parece lo más parecido a esa ingenuidad de algunos jugadores africanos sacando mal del lateral, enredados con los banderines en las esquinas cuando sacan los conrners o no sabiendo simular una falta.
      Todavía aquí el fútbol es más cultura de entretenimiento que otra cosa.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s