Partidos venezolanos: entre la institucionalización y la personalización de la política

Campaña de la elecciones regionales del 2008
Campaña de la elecciones regionales del 2008

Por Xavier Rodríguez Franco. Publicado (06/06/2010)

Durante la última década del siglo pasado, los partidos políticos en Venezuela sufrían una de sus peores crisis de legitimidad en la representación y agregación de las aspiraciones colectivas de los diferentes sectores de la sociedad nacional. El descrédito a la clase dirigente gobernante, así como el descontento ciudadano para con las alternativas democráticas del sistema bipartidista, hicieron blanco en la figura partidista, la cual sería calificada como aquellas instancias de poder que obstruían el cambio político, el creciente activismo social y la amortización del impacto de medidas de ajuste económico que forzaron los límites del respaldo social y la sostenibilidad del sistema político en general (Álvarez; 2004). Este desplome, habida cuenta su reiterada disfuncionalidad representativa y sus precarios mecanismos participativos, sería uno de los más característicos rasgos de la década de los noventa en el escenario político de la región latinoamericana (Garretón ed; 2004).  La funcionalidad de interrelación entre Estado y sociedad fue erosionada, desbordada por una necesidad de replanteamiento de  la agenda sociopolítica, en la que la participación ciudadana insuficientemente fue tomada en cuenta, más aún ante el acelerado proceso de desmantelamiento sistemático de las capacidades reguladoras del Estado.

Sin embargo, a pesar de la desmovilización electoral y el declive de legitimidad de los actores partidistas tradicionales de la política venezolana, poco tiempo después la figura del Partido Político vuelve a aparecer en la escena con rasgos y dinámicas nuevas. A pesar de una intensa agenda electoral sin precedentes en el país, vemos que el partido lejos de desaparecer, éste resurge de una forma distinta a la fórmula bipartidista precedente. Hoy se comienzan a registrar ciertos visos de un nuevo fenómeno no coordinado de institucionalización de los partidos, en distintos sectores del espectro ideológico – electoral, fenómeno que convive a su vez con el pertinaz fenómeno personalista propio de la cultura política venezolana (Molina;2009).

Estas circunstancias motivan una revisión teórica el papel de los partidos en el sistema político venezolano contemporáneo, una revisión sobre la sociología de sus interacciones, sus patrones comunicacionales y los tipos de interacciones que suceden a lo interno de estas instancias democráticas en función de su revitalización institucional en el escenario político nacional. Llama la atención como estas instancias de interrelación, que desaparecen del texto constitucional en la Constitución de 1999, regresan a la escena y en algunos casos consiguen movilizar buena parte recuperan del respaldo social y electoral, que en menos de una década atrás habían perdido.

Habitualmente en la literatura  especializada, en la que se vincula la institucionalidad del sistema de partidos, con la calidad y estabilidad de la democracia, el personalismo político parece como uno de los efectos característicos de la des-institucionalización de la entidad partidaria. En efecto, se tratan de extremos de un mismo continuo en donde la ausencia radical de institucionalidad es equivalente a la presencia de un liderazgo personalista fuerte. Sin embargo, haciendo una revisión del contraste analítico que nos plantea la evidencia empírica del contexto político reciente en Venezuela nos encontramos con lo siguiente: las propiedades peculiares del actual liderazgo personalista más bien han prevenido en algunos casos la desaparición de algunos partidos, así como también han provocado un impulso de renovación de la figura partidista dentro del quehacer político nacional. Vemos que el desempeño del liderazgo personalista, en el marco de un sistema partidista polarizado y desinstitucionalizado (Molina; 2009) , puede obrar en función de una nueva institucionalidad partidaria. En consecuencia, pudiéramos plantear preliminarmente que el personalismo si bien es un fenómeno altamente influyente en los niveles de institucionalización de los partidos, no necesariamente representa la negación radical de éste, puesto que el liderazgo fuerte puede también crear desde arriba instituciones con considerable respaldo social (PSUV), así como también puede despertar el interés de la ciudadanía para recuperar partidos tradicionales (AD o COPEI), como a su vez podría plantear la necesidad de consolidar institucionalmente partidos emergentes (PJ, UNT o PODEMOS) en el mapa electoral.

A diferencia de la apreciación convencional de buena parte de los estudiosos sobre la institucionalización y del personalismo, el liderazgo predominante y su impronta puede efectivamente convivir en determinados niveles de institucionalización. Es en estas circunstancias donde pareciera desenvolverse la política, al menos desde el punto de vista institucional-electoral. A pesar de la disparidad manifiesta en los comicios en términos de maquinaria, recursos y estrategias, a pesar de la persistencia de la crítica a las formas tradicionales de organizar los intereses políticos en los partidos tradicionales y en medio de una radicalizante polaridad que atenta contra los terceros sectores electorales, el partido regresa a la disputa pacífica del poder y efectivamente importa para la política venezolana.

Enlace original:

https://despacho22.wordpress.com/2010/06/06/partidos-venezolanos-entre-la-institucionalizacion-y-la-personalizacion-de-la-politica-2005-–-2010/

Compartir

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Un comentario sobre “Partidos venezolanos: entre la institucionalización y la personalización de la política”

  1. Excelente análisis que asoma de manera novedosa- según mi percepción- la cualidad personalista como rasgo positivo dentro del sistema de partidos.
    Si bien es completamente cierto que algunos liderazgos personales pueden darle vida a las instituciones, sobretodo cuando estás se hallan en un momento de poca trascendencia y/o credibilidad, el partido político debería contar con mas de un solo liderazgo, y que en conjunto den cuenta de una interpretación de la realidad distintiva y legítimamente compartida.
    Esta noción de un liderazgo distinto u opuesto, dentro de una misma institución no está adecuadamente asumida -según mi parecer- en la actividad política o, como se suele decir en la prensa, en la clase política venezolana. Esta idea se sustenta en la gran cantidad de partidos con que cuenta el sistema político venezolano y como estos partidos nacen por dos razones fundamentales: una,producto de la escisión interna de los partidos mas grandes y; dos, la facilidad legal electoral para la creación y conformación de partidos políticos.
    En términos simples, cualquier división fundamental que bien pudiera dirimirse dentro de la estructura, conlleva, por el contrario, a la exclusión – o la autoexclusión- de una de las partes para luego fundar una institución nueva, basada nuevamente en un sólo liderazgo.
    Esta característica se manifiesta como una dificultad a la hora de formar acuerdos, tanto electorales en momentos de oposición, como de gobernanza en momentos de detentar el poder.
    Mas aún, una de las características primordiales de los Partidos Políticos es la de defender ciertos intereses enmarcados en visiones de la realidad determinadas. Sin una visión común, bien discutida y consensuada, ningún interés tendrá el peso suficiente como para trascender y jerarquizarse en la agenda pública.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s